Estás aquí
Inicio > Actualidad > Marihuana en La Habana ¿nuevo?

Marihuana en La Habana ¿nuevo?

marihuana cuba

Marihuana, la matica en la maseta del balcón se ha reproducido inconteniblemente.




Aunque es cierto que Cuba es uno de los países en los que el consumo de estupefacientes no llega al nivel de países desarrollados o de aquellos latinoamericanos caracterizados por la alta producción de drogas, no se puede negar que tambiñen se consume marihuana, hachís y cocaína. La droga está en la calle, y de vez en cuando se establecen redadas policiales para controlar que estos productos no se propaguen en la población.

Existen varias teorías y cada uno tiene su opinión. Algunos abogan por los beneficios que la marihuana aporta como tratamiento médico para determinadas enfermedades gracias a su efecto anti inflamatorio, para combatir los dolores, etc. Muchos países europeos han legalizado el consumo de la marihuana y el hachís, lo que ha llevado a que se reduzca etsa práctica y sobre todo, a tener un mayor control de loq ue se vende y quién lo vende. Países como Holanda es muestra de ello. En Cataluña, españa, el uso de la marihuana en forma de derivados, está permitida y se vende en farmacias con prescripción médica.

El narco tráfico es sin duda uno de los negocios ilegales más lucrativos y que obliga a los países que lo condenan y combaten a destianr un presupuesto y personal en su persecusión.

Debido a la situación geográfica de Cuba, es un país ideal para actuar de intermediaria entre los carteles de jamaica y otros paises centroamericanos para hacer llegar la mercancía a Estados Unidos, donde se encuentran los clientes finales de estos productos.

La semana pasada se realizaron operativos policiales antidroga en la ciudad de la Habana. Al mejor estilo de las películas del sábado por la noche, policías de negro, cargados de gangarrias letales, irrumpían frenéticos en domicilios de diferentes municipios de la ciudad.

Aunque un movimiento policial tan inusual llamaba la atención de los curiosos vecinos, no les sorprendía, ya que la venta de drogas en algunos barrios de la capital es un negocio más, como lo es la venta de leche en polvo, de aceite de cocina o de recogida de números de la “bolita”, los cuales no escapan a la promiscuidad social y al cotilleo del cubano.

Deja un comentario

Top