Estás aquí
Inicio > Cuba Cocina > El Arroz Frito de Cuba

El Arroz Frito de Cuba

No hay plato más enigmático y a la vez más fácil de elaborar que el arroz frito.

No dudo que alguien piense que la receta del arroz frito vino en algún jolongo de los chinos culíes que llegaron a nuestro país a trabajar en las plantaciones cañeras  en calidad de semi esclavos en el siglo XIX.

Sin embargo, no fue así. Según he conocido, esta manera de preparar el arroz llegó a Cuba procedente de San Francisco, California. Y su ingreso se produjo en la primera mitad del siglo XX. De hecho, su arraigo en esta Isla tuvo lugar fundamentalmente en la ciudad de La Habana, y se servía por un precio de miseria  en las numerosas fondas de chinos que proliferaron en aquella época en diferentes zonas de la ciudad, principalmente en el Barrio Chino.

Después del año 1959, comenzaron a escasear los principales ingredientes de su preparación. No obstante, aún sin camarones, ni jamón, ni salsa de soya continuó comiéndose. Los cubanos somos los reyes de los sucedáneos en todo, principalmente en la cocina.

Así, se ideó la salsa de soya a partir de una mezcla de caramelo de azúcar con raíces de jengibre, vinagre etc. Los frijoles germinados  eran reemplazados por  fideos o espaguetis. Y por favor no preguntar de jamón, camarones o pollo.

No es menos cierto, que cuando el ama de casa adivina la manera de prepararlo, se ahorra recursos y esfuerzos.

El arroz frito se ha convertido en el plato predilecto de los cubanos para los momentos de contingencias, en ocasiones especiales, cuando no hay tiempo ni cabeza para dedicarse a fondo a la cocina: el día de la preparación de la fiesta de quince o una boda;  el día de la mudada o cuando la casa se somete a algún tipo de reparación y vienen  los amigos del trabajo del marido a tirarle una mano.

No obstante, los cubanos, sobre todo los de la capital, no pierden la oportunidad de ordenar un arroz frito siempre que les llega la ocasión de visitar un restaurante chino, de esos que por decenas se han abierto en el Barrio Chino.

Aquí les presento una receta de fácil preparación.

INGREDIENTES:

  • 400 gramos de arroz blanco cocinado el día anterior  sin sal ni grasa.
  • 200 gramos de jamón  troceado en pequeños dados
  • 200 gramos de pechuga de pollo troceada de igual forma
  • 200 gramos de camarón  limpio
  • ½  taza de aceite vegetal
  • 1 taza de frijoles de soya  germinados
  • 1 taza de  cebollinos finamente picados
  • Disponer de media botella de salsa de soya
  • Preparar un revoltillo con dos huevos.

MODO DE PREPARACION

En una cazuela de fondo cóncavo (preferiblemente usar un wok), poner a fuego lento  el aceite; luego sofreír el jamón, sellar los dados de pollo y por último los camarones. Moverlos constantemente e ir añadiendo  la salsa de soya, parte de los frijoles germinados  y parte del cebollino.

Seguidamente agregar el arroz y otra parte de salsa soya hasta que el arroz se impregne y  tome una coloración oscura.

Por último, poner el contenido en una fuente y adornarlo con el resto de cebollinos, de los frijoles germinados y del revoltillo.

Da para cuatro personas.

¡Buen provecho!

2 thoughts on “El Arroz Frito de Cuba

  1. buenas tardes
    queria decirle que su receta es bastante acertada ,pero queria hacerle algunas puntualizaciones,el arroz cocinado se debe freir en aceite y debe ponersele michin(sal china),posterior mente agregar el ingrediente de carne que se vaya a usar ,no ponerle todo tipo de carne,esto no es un arroz frito mixto,vamos a cojer gambas,se le ponen al arroz,la salsa de soja se debe agregar dos pequeños chorroz hasta obtener un color carmelita claro,NUNCA UN COLOR OSCURA PUES EL ARROZ VA A SABER A MEDICINA,OK,posterior mente se le agrega el cebollino,tortilla y jamon de sabor ahumado cortado en tiritas,frijolitos chinos y se una bien todo,espero le sirva mi erxplicacion,un saludo.

Deja un comentario

Top