Estás aquí
Inicio > Estampas > Amanecer y atardecer en el malecón de la habana

Amanecer y atardecer en el malecón de la habana

Malecón de la Habana Cuba

¿Qué es el Malecón de la Habana?

El Malecón habanero es un largo muro que rodea el litoral de La Habana y separa la ciudad del mar. Decirlo así puede que para los que no lo conozcan les permita hacerse una idea de lo que es, pero de lo que significa.

Para empezar hay que puntualizar diciendo que La Habana es una ciudad construida de cara al mar, de cara al exterior, de cara a esos sueños externos que siempre han estado tocando la puerta de cada cubano y donde los cantos de sirenas es una expresión que cobra sentido cuando del Norte se escucha el sonido de las olas rompiendo en el muro del malecón.

La historia de Cuba es particular, y cada uno la cuenta como la ha vivido, y cada uno la entiende según sus vivencias y experiencias. Pero para una habanero, el malecón es sinónimo de risas, llantos, amores, paz, miedo y desencanto.

Al malecón íbamos de niños en procesiones políticas a tirar flores a un tal Camilo, un comandante de la Revolución Cubana que su avión se perdió en el mar, según cuenta la leyenda. El malecón registró en su historia momentos políticos y sociales importantes para que Cuba sea hoy lo que es. fenómenos deportivos, como una carrera de fórmula uno en la que participó el mítico Fangio. Su muro ha sido testigo de tantos primeros besos y de tantas despedidas y rupturas amorosas. Cada partícula de hormigón guarda el sonido de tantas guitarras y voces de grupos de jóvenes que entonaban las más famosas canciones de la trova cubana. Ha sido el apoyo de muchas botellas de ron que ahogaron penas y divirtieron a otros tantos.

El malecón ha sido y es el mejor trampolín para niños que de un salto se zambullen en las aguas de ese mar. El mismo mar que lo ha arrullado con su canto como lo ha castigado con su fuerza y bravura.

Hay tanto que contar del malecón de la habana, pero cada palabra quedaría vacía porque el malecón no es para explicarlo, es para vivirlo y sentirlo.

¿Cuando se construyó el Malecón de la Habana?

Su construcción comenzó en a principio del siglo veinte, por el mes de mayo de 1901, justo cuando los norteamericanos eran los que empezaban a tomar las desiciones en la isla. Quinientos metros se habían construido en poco más de una año con la creación de la república. No era tarea fácil, ya que establecer los cimientos fue una labor ardua debido a los arrecifes. Muchos años pasaron desde que se puso la primera piedra, pero ya en 1959 se tiene una referencia similar a lo que es hoy en día.

El malecón siempre estará presente entre los habaneros, hasta el punto que es parte de los dichos cubanos, tal como lo ejemplifica la frase: hasta que se seque el malecon.

Si ese muro hablara ¿cuantas historias nos contaría? Risas, llantos, desamores, primero besos, guitarra, ron, maní, despedidas, ilusiones, sueños…

Deja un comentario

Top